Mujer recibiendo un quiromasaje, una técnica de masaje manual que se centra en la columna vertebral y la zona craneal.

Si tienes dudas sobre qué es el quiromasaje, aquí tienes todo sobre esta técnica de masaje con las manos, que calma el dolor, estira los tejidos blandos y estimula la circulación sanguínea y linfática. No cabe duda de que las terapias alternativas son una excelente herramienta para mejorar numerosos problemas de salud. Pero entre ellas, el quiromasaje es una técnica de masaje muy completa, que aporta beneficios tanto a nivel físico como mental.

Qué es el quiromasaje y por qué se llama así…

La palabra quiromasaje viene de dos vocablos griegos, que significan “manos” y “amasar”. Es una forma de masaje manual con fines terapéuticos que consiste en amasar, frotar y golpear zonas del cuerpo con las manos. Se trata de una técnica muy antigua, pero sigue estando plenamente vigente en la actualidad gracias a su capacidad para calmar los dolores osteoarticulares.

El quiromasaje se plantea como un recorrido caudal-craneal del cuerpo de una persona, que se hace con las manos y sigue un protocolo de diversas maniobras. Algunos masajistas también pueden aplicar codos, antebrazos y otras técnicas para completar el quiromasaje. En todos los casos, debe proporcionar una sensación agradable, tonificar y tener propiedades beneficiosas para el sistema circulatorio, y también drenantes, entre otras.

Los beneficios del quiromasaje

Los efectos del quiromasaje pueden ser beneficiosos en todo el organismo, pero merece la pena conocer cómo reacciona el organismo ante la manipulación manual. Estos son los beneficios concretos del quiromasaje:

– Estimulación de la circulación de la sangre y la linfa.
– Aumento de la temperatura de la piel.
– Estiramiento de los tejidos blandos.
– Mejora de los niveles de oxígeno en la sangre.
– Relajación o estimulación muscular y nerviosa, dependiendo del objetivo del masaje.
– Mejora del estado de ánimo.

El quiromasaje y el estado psicológico

Los beneficios del quiromasaje no son solamente físicos. Darse un buen masaje de manos de un profesional quiromasajista proporciona relajación y bienestar, y te ayuda a encontrar el equilibrio. Entre los beneficios psicológicos de este tipo de masaje, destacan la reducción del estrés y de la tensión, la inducción del sueño y una agradable sensación de bienestar y optimismo.

Para qué problemas físicos está indicado…

La aplicación del quiromasaje como tratamiento está indicada en diversas patologías, como:

– Lesiones de todo tipo.

– Dolores musculares.

– Problemas en las articulaciones, tendones y ligamentos.

– Problemas de circulación sanguínea y linfática.

– Recuperación después del parto.

– Molestias derivadas del ejercicio físico.

Elegir un quiromasajista profesional

Ahora que ya sabes qué es el quiromasaje, ten en cuenta que la elección de un buen quiromasajista es esencial para conseguir que este tratamiento resulte realmente beneficioso. Es importante pensar en un profesional que  tenga formación en estas técnicas, y que sepa combinar diversos tipos de maniobras. También que realice todo el proceso de forma manual, sin utilizar ningún tipo de aparatología, ya que precisamente es una de las características distintivas del quiromasaje el que sea totalmente manual.

Mujer dándose quiromasaje y sometiéndose a un ajuste de cuello.Otro factor a tener en cuenta es el de optar por alguien que nos inspire confianza y con el que podamos alcanzar una total relajación, ya que estamos en sus manos. Si sabe complementar la sesión con otras terapias alternativas, el resultado puede ser aún más completo y gratificante.

Finalmente, un buen quiromasajista es el profesional que sabe escuchar a sus pacientes y atender realmente sus necesidades de salud. Probar con diversos quiromasajistas y elegir el que consigue crear el clima más adecuado para cada paciente es básico para poder disfrutar de todos los beneficios que ofrece un buen masaje.