La terapia con cristales se engloba dentro de las terapias naturales.

Las terapias alternativas son aquellas que se utilizan para sustituir a los tratamientos médicos. Pero esta sería una definición muy restrictiva… De un modo amplio, también se llama terapias alternativas a aquellas que complementan la medicina tradicional y que se utilizan conjuntamente con ésta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe las terapias alternativas como aquellas que “hacen referencia a un grupo amplio de prácticas sanitarias que no forman parte de la tradición de un país o no están integradas en su sistema sanitario predominante.” Según esta organización internacional integrada en Naciones Unidas, se trata de “prácticas, enfoques, conocimientos y creencias sanitarias diversas que incorporan medicinas basadas en plantas, animales y/o minerales, terapias espirituales, técnicas manuales y ejercicios aplicados de manera individual o en combinación para mantener el bienestar, además de tratar, diagnosticar y prevenir las enfermedades.”

En general, las personas acuden a las terapias alternativas para encontrar alivio a aquellos males o molestias que la medicina tradicional no alcanza a tratar si no es con grandes dosis de medicamentos escasamente eficacez, y que a veces encuentran un tratamiento adecuado en la medicina natural, desde las lumbalgias a la migraña, o muchos problemas emocionales… Desde luego, nuestro enfoque es siempre desde el respeto hacia la medicina tradicional, y por tanto, nuestro papel el de complementar, no el de sustituir el consejo médico.

Vista la definición, voy a intentar un ejercicio de síntesis en este esquema que agrupa las diferentes terapias naturales:

  • Sistemas médicos o medicinas alternativas. Son sistemas completos de teoría y práctica médica. Normalmente, se trata de sistemas antiguos que han evolucionado nutriéndose de otros nuevos conocimientos. Podemos incluir en este grupo homeopatía, flores de Bach y naturopatía, entre las terapias occidentales, y en general cualquiera de los campos de la medicina tradicional china y el Ayurveda o antigua medicina tradicional de India.
  • Terapias alternativas cuerpo-mente. Las terapias que relacionan cuerpo y mente son aquellas que estudian la capacidad que tiene nuestra mente de afectar al funcionamiento del cuerpo. Algunas de estas terapias, que fueron alternativas en un principio, han pasado a ser parte de la medicina tradicional, vista su efectividad, por ejemplo, las terapias de grupo o la terapia cognitivo-conductual. Otras prácticas que engloban cuerpo y mente aún son consideradas terapias alternativas, por ejemplo, la meditación, el mindfulness, etc. Dentro de este conjunto se encuentran también las terapias alternativas que utilizan estímulos creativos externos como el arte, la música o la danza. Podríamos incluir aquí también el yoga. La práctica de algunas de estas terapias, sin embargo, ha pasado a formar parte de la práctica en muchos hospitales con enfermos crónicos o en la preparación del parto en madres gestantes.

La naturaleza y las antiguas medicinas tradicionales son la base de las terapias alternativas de hoy.

  • Terapias naturales basadas en la biología Las terapias basadas en el conocimiento biológico utilizan sustancias de la naturaleza para sanar y mejorar la calidad de vida de las personas. Hablamos de hierbas, alimentos con superpoderes y vitaminas. Algunos de estos conocimientos son ya parte de la prescripción farmacológica habitual entre los médicos tradicionales para prevenir o mejorar determinadas dolencias: por ejemplo, jugo de arándanos para las cistitis recurrentes, lecitina de soja para el colesterol o aceite de pescado para reducir muchas dolencias, desde reducir el colesterol en sangre y la presión arterial a mejorar la psicosis, pasando por contrarrestar los efectos secundarios de la quimioterapia.
  • Terapias de la energía. El uso de los campos de energía es desde hace mucho tiempo estudiado en su relación con la salud.  Las terapias de biocampo transforman los campos de energía que supuestamente rodean y penetran el cuerpo humano. Estas terapias sobre la base de la energía del biocampo se administran mediante la presión física, acercamiento de objetos sensibles como péndulos, piedras, etc., o directamente se canalizan a través de las manos. Son el chi-kung, el reiki, la cristaloterapia, etc.  Las terapias bioelectromagnéticas, más conocidas como magnetoterapia o biomagnetismo, se basan en el uso de imanes.
  • Terapias alternativas de manipulación corporal.  Los beneficios para la salud de métodos de manipulación corporal como la osteopatía, la quiropráctica o el masaje tailandés son ampliamente conocidos. Las contracturas y los dolores musculares y articulares obtienen mejorías al ser tratados mediante la manipulación corporal. Pero no hay que dejar de lado los beneficios del masaje sobre la mente y sobre el funcionamiento de determinados órganos, así como sobre la piel.

Cursos de masaje tailandés en Madrid: escuela Art Thai MassageEn Art Thai Massage, somos especialistas en terapias alternativas de manipulación corporal. Ofrecemos tratamientos de masaje tailandés, pero también formamos profesionales en nuestros cursos de masaje tailandés en Madrid. Si quieres acercarte a esta técnica, o ya tienes conocimientos y quieres profundizar en su teoría y práctica no dudes en preguntarnos por las fechas de los próximos cursos de masaje thai.